Sin Título:
Me cuentan que en un lugar muy lejano vivían dos familias.
En una de las familias vivía una señora llamada Doña "Aquí no". Más arriba vivía Doña "Amor".
Doña "Aquí no" era muy materialista, le gustaba tener muebles muy caros, en fín Mucho lujo. Tenía un jardín muy hermoso donde habían toda clase de plantas, flores muy caras. Ella vivía muy orgullosa con su jardín.
Un día apareció por su casa alguien tocando a la puerta. Ella preguntó, ¿quién toca a mi puerta? La persona contesta: "Soy Jesús y tengo sed, ¿me puedes dar un vaso de agua?"
"Mira niño! camina más arriba para que alguien te déel vaso de agua, aquí no puedes entrar, estoy descansando". No escuchó más la voz del que llamaba.
El niño caminó más arriba y allí en la loma vió la casita de Doña "Amor".
Toca a la puerta y Doña "Amor" pregunta. ¿Quién eres? "Soy Jesús y tengo sed, ¿puedes darme un vaso de agua? Doña "Amor" se levanta, se acerca y abre la puerta y se encuentra con un niño descalzo... Como no, entra! "Siéntate, debes tener frío, cúbrete con esta mantita. El niño le da las gracias y le devuelve el vaso. Doña "Amor" va a su cocina a llevar el vaso y cuando regresa al lugar donde había dejado el niño, no lo encuentra. Preocupada llama a su esposo y le cuenta lo sucedido. El esposo ve un papel en el sofá y le dice: "Mira dejó una nota!" La nota leía: "Tu amor es compensado, corre a tu ventana y mira tu jardín, te agradará lo que vas a ver". Doña "Amor" corre hacia la ventana y con gran asombro grita a su esposo: '¿Cómo es posible, esto es un milagro, el jardín que más he anhelado en mi vida, está rebosante de bellas flores... flores hermosas y con un perfume que embriaga mi alrededor." "Esto lo tiene que saber mi amiga "Aquí no".
Al otro día llega Doña "Amor" al hogar de "Doña Aquí no" y le cuenta que tiene un hermoso jardín con flores que nunca habíavisto con aromas fragantes. Doña " Aquí no" dudando un poco le dice: "¿tan lindo es tu jardín que se puede comparar al mío?" Y acercándose a su ventana grita con asombro: NOOOOOOOO, No puede ser! Que le ha ocurrido a mis flores que están secas, no tienen aroma!, Que desastre!
La Señora "Amor" le dice: Solamente sé que mi jardín floreciódesde la visita de aquel niño. Doñ a"Aquí no" le pregunta: "¿Qué niño?' Doña "Amor" le relata la historia. Doñ"Aquí no" incrédula le dice: "¿Déjame ver esa nota que te dejó? Cuando lee la nota, ve al final la firma de "Jesús". " Oh no, no puede ser, mi casa la visitó el Hijo de Dios y no lo dejé entrar, no lo atendí !"

Moraleja: " Si en tu corazón hay amor las flores de tu jardín darán buen olor".
Por: Felícita López, Trujillo Alto, Puerto Rico.



La Amiga Estrella:

Había una vez una niña que se sentaba en el patio de su casa a contenplar el cielo, nubes y también las estrellas.
Un día su abuelita, al verla muy calladita mirando al cielo y con una sonrisa en sus labios, le pregunta: ¿Qué haces?, " Mira abuelita!" "Aquella estrella cerca de la Luna, es mi amiguita. Me mira... me guiña los ojos y a veces juega conmigoa esconder... se mete entre las nubes y casi no la puedo encontrar, " ¿verdad que es bella? "Sí, muy bella", contesta la abuela. "Abuela cuanto me gustaría tocarla con mis manos". La abuela para distraerla un poco, le pregunta. ¿Qué te gustaría ser cuando seas grande?" " Pues abuela, me gustaría ser una reina y tener a mi amiguita estrella en mis manos". ¿Me la buscarías algún día abuela? La abuela para dejarla contentale dice: "Trataré, algún día lo haré."
Pasaron unos años y un día la abuela se encontraba haciendo sus labores, cuando su nieta le grita: " Abuela, abuela, mira la estrella, mi amiga, hacía tanto tiempo que no la veía, la buscaba y no la podía encontrar". ¿Cómo sabes que es tu estrella? La niña dice: " Es la que siempre está cerca de la Luna y brilla más que las demás, "ay si yo pudiera tocarla!"
En esos momentos la abuela recuerda la promesa que le había hecho a su nietecita.
Se acercaba un día muy especial, su nieta iba a cumplir sus quince (15) años, la abuela pensaba en el regalo que le iba a comprar y en ese momento recuerda a la amiguita estrella. "Para ese día tan especial trataré de llevarle su estrella".
Subió por unas escaleras hasta llegar al espacio, donde se cruzó con miles de estrellas. Les preguntó si podían ayudarle a encontrar una estrella que estaba cerca de la Luna. "Allí, allí", le dijeron las estrellas. La abuela llegóhasta donde estaba la estrella, su luz tan brillante no le permitía contemplarla fijamente, pero así como pudo le contó el deseoque tenía su nieta, de tenerla en sus manos. "¿Podrías complacerme en irte conmigo y así mi nieta te tocará por un momento?"
La estrella contesta muy triste:"No puedo moverme de este lugar", sin embargo, dile a mi amiguita que desde aquí la contemplaré, le daré mi fulgor y jugaré a las escondidas"... "llevale un poco de mi brillo como muestra de mi amor". La abuela tomó aquel brillo y lo guardó en una cajita, para que no se le escapara y se despidió de la estrella. Todos lo días contemplaba la cajita, en donde estaba aquel brillo para ver si no se le había escapado, pero allí estaba y parecía agrandarce cada día más el brillo... anhelaba que llegara el día para entregar su obsequio.
Llegó el día del cumpleañs de su nieta preparósu cajita y dijo: "le daré este obsequio y aunque no es la estrella de su sueño, por lo menos tendrá un poco de su brillo como muestra de su amor".
"Felicidades mi nieta!" La abuela le cuenta en ese momento el recorrido que hizo por el espacio y su conversación con la estrella. "Por lo menos te traje el brillo de quella estrella", pero al abrir la cajita su nieta, los ojos de la nieta brillaron y se le asomó una amplia sonrisa, por lo que encontró en sus manos era una hermosa estrella, el brillo se había convertido en una hermosa estrella, la estrella de sus sueños de niña.

Por: Felícita López, Trujillo Alto , Puerto Rico.